sábado, agosto 24, 2013

servicio meteorológico nacional




Atávica, siento fascinación por los fenómenos meteorológicos
Las nubes y cielos, incluso si son grises y amenazantes, me calman.
Los rayos, vientos, tempestades me producen una agradable inquietud,
un ligero vértigo.
A la nieve casi no la conozco, por eso la añoro.
Al único que odio, definitiva y absolutamente, es al calor.
Mi preferida es la niebla, fría, suave y misteriosa.

1 comentario:

VivianS dijo...

Sin dudas, esa es Elisa (Y para colmo sabe cocinar)