sábado, agosto 24, 2013

el árbol y la zebra



Hace años que llevo mi cámara en la cartera.
Algo ha cambiado, ahora es ella la que me lleva a mi.
Ese día al despertarme la niebla cubría Buenos Aires.
Desafiando los anuncios de lluvias y fríos, nos fuimos
a sacar fotos a la costanera… fue una hermosa mañana.
Los títulos ingeniosos vienen después.

3 comentarios:

VivianS dijo...

Bonita la foto, bonita la descripción (Aunque a mí me atrapan tus títulos ingeniosos)

ripley dijo...

coincido con la guapa de arriba.
besos

Tesa Medina dijo...

Soy también fan de tus títulos, lo sabes, pero entiendo de qué estás hablando, porque también ando poseída por mi cámara. Y creo que ya fotografía lo que quiere, sin mi permiso.

Me gusta como escribes, Elisa.