viernes, agosto 23, 2013

había una vez



Caperucita roja vive en un bosque encantado.
Hace tiempo que su abuela murió de indigestión severa
y el lobo, domesticado,
descansa en la cocina.
Desde entonces ella espera, paciente,
la llegada de otra bestia feroz, e ingenua, se promete,
no cometer los errores de antaño.

2 comentarios:

VivianS dijo...

Creo que voy a cambiar de trabajo, mira tú si me pierdo cuando vaya a ver a los gauchos!

Tesa Medina dijo...

Otro cuento loco para niños grandes. Y es que ya te veo, Elisa, siguiendo a esa caperucita que fotografiaste para averiguar toda la historia.

Qué suerte encontrarla. No puede negar que es ella.

Espero que el lobo sea feliz, a mí siempre me cayeron bien lo lobos, los de verdad y lo de los cuentos.

Un beso,