viernes, abril 08, 2011

amor en otoño



estaba tomando un helado (eso explicaría mi estado de ánimo, permeable).




y los vi...
eran tan hermosos!
estaban tan enamorados...

y de repente, me enamoré.
el amor de ellos se me pegó (el amor se refleja, como dice la canción?)

no eran jóvenes, todo lo contrario; y eso los hacía más hermosos
(es fácil ser hermoso y enamorado cuando se es joven).




secreta y silenciosamente les saqué fotos, muchas (cuál es el femenino de voyeur? voyeuse?)

pero fui incapaz de fotografiar el sentimiento... era tan sutil...

incluso comencé a seguirlos, sigilosamente...
pero me detuve cuando sus pasos se dirigieron al cementerio.
tuve miedo de que tanto amor estuviera...
muerto...





3 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

...magnifico post, magnífica reflexión, me ha enamorado..., y sí, también dejaría de seguirles si hacía ahí se dirigian.
Beso
Felisa

Tesa dijo...

Una maravillosa entrada, Elisa. Las fotos y el texto.

Cuando comentaste en mi blog, ya me pareció que ese comentario era un relato y así lo escribí.

Ahora lo veo aquí plasmado y con las imágenes todavía resulta mejor.

Un beso,

Otra vez a viajar al olvido dijo...

que lindo, me encantó...